Nadal está un paso más cerca de su cuarto Roland Garros

Rafa Nadal se clasificó para la gran final de Roland Garros (Francia) por cuarto año consecutivo tras solventar el compromiso de semifinales ante Novak Djokovic. El de Manacor tendrá la oportunidad, el próximo domingo, de hacer historia con su cuarto entorchado consecutivo en París. Su último escollo a superar saldrá del duelo entre Roger Federer y Gäel Monfils.

Rafa Nadal, segundo cabeza de serie del torneo, se impuso a Novak Djokovic, tercer favorito, por un marcador global de 6-4, 6-2 y 7-6(3) tras dos horas y cuarenta y nueve minutos de juego. El tenista balear sigue mostrándose intratable sobre ‘su’ superficie y logró el billete para la final. El de Manacor espera bien a Roger Federer bien a Gäel Monfils.

El partido tenía todos los ingredientes de un buen espectáculo. En juego estaba el billete para la final de Roland Garros, además del número dos de la ATP y la mítica Philippe Chatrier como escenario elegido. Frente a frente dos rivales predestinados al número uno, que se conocen a la perfección y que son capaces de dar lo mejor de sí mismos. Rafa salió muy centrado sobre la pista y desde el comienzo, advirtió que quería ‘comerse el mundo’. Tuvo su primera opción de break en el juego inicial y disfrutó de cuatro más dos juegos después. A la quinta fue la vencida y Nadal se puso con ventaja en el luminoso antes del primer descanso. Djokovic cambió de estrategia, subiendo a la red y buscando el revés de Rafa, pero el de Manacor estaba muy atinado con éste golpe, con el servicio y de piernas, llegando a todo lo que el serbio le tiraba. Nadal aguantó el último arreón del de Belgrado y terminó por apuntarse la primera manga con un parcial de 6-4 en 57 minutos.

Nadal no bajó la intensidad de su juego y en la reanudación, imprimió una velocidad más al juego, que le sirvió para romper el saque de Djokovic en el juego inicial. ‘Nole’ miraba a su palco buscando soluciones. No estaba jugando mal, pero tenía enfrente al ‘rey de la tierra batida’. Rafa se movió como pez en el agua, siguió variando la dirección de sus raquetazos y llevando la iniciativa de los puntos. La desesperación de Djokovic era tal que sus golpes ganadores se transformaron en errores no forzados y rehuía del intercambio de golpes desde el fondo de la pista. El resultado no podía ser otro que el de Nadal apuntándose la segunda manga con un parcial de 6-2 en 34 minutos. Rafa estaba borrando de la pista a su rival cual ‘gomas Milan’.

Fuente: http://www.marca.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: